En un ternero se observa la presencia de un nódulo blanquecino en el miocardio, que hace prominencia en la cavidad ventricular.

En el diagnóstico diferencial de una lesión como esta habría que incluir:

  • Neoplasia
  • Lesiones de tipo inflamatorio:
    • Absceso.
    • Lesiones de tipo granulomatoso causadas por parásitos (cisticercosis, por ejemplo) o incluso TBC (aunque la localización, hace que sea ​​una opción muy poco probable).
    • Otra opción más remota sería una reticulo pericarditis traumática, pero se habría visto asociado a inflamación del pericardio.

Si observamos las imágenes podemos ver que el corte la lesión tiene contenido de aspecto purulento, por tanto lo primero que hay que pensar es que se trata de una etiología bacteriana (bacterias piógenas) que ha llegado al corazón vía hematógena. Se trata de una localización poco habitual para un absceso.

El dedo señala el nódulo blanquecino que hace prominencia la cavidad ventricular.

El dedo señala el nódulo blanquecino que hace prominencia la cavidad ventricular.

A la sección el nódulo libera contenido purulento.

A la sección el nódulo libera contenido purulento.