En una ternera, cruzada, de 9 meses de edad se aprecia un aumento de tamaño del hígado que presenta una consistencia endurecida y múltiples nódulos separados por tejido de aspecto más pálido.

El estudio histopatológico evidencia hiperplasia de conductos biliares, con un aumento evidente de tejido conjuntivo en los espacios porta y una red de septos fibrovasculares que circunda totalmente los lobulillos hepáticos. Los nódulos corresponden a islas residuales de tejido hepático en regeneración. Se establece un diagnóstico morfológico de cirrosis hepática.

La cirrosis es una fase final, irreversible, de diferentes procesos patogénicos que conllevan muerte celular de hepatocitos (necrosis o apoptosis) e inflamación activa con fibrosis crónica. Entre estos procesos destacan las intoxicaciones y cirrosis por infestación parasitaria.

Múltiples lesiones nodulares separadas por tejido más pálido.

Múltiples lesiones nodulares separadas por tejido más pálido.

Vista de la cara diafragmática del hígado.

Vista de la cara diafragmática del hígado.

La lesión se puede observar también en la sección.

La lesión se puede observar también en la sección.