En una canal de cerdo de 6 meses de raza mixta se observa la preséncia de lesiones de aspecto vacuolar, coloración pardusca de intensidad variable, diámetro inferior a 1cm, localizadas entre la grasa del tejido subcutáneo de toda la región dorsal.

El estudio histopatológico determinó que se trataba de una cistomatosis apocrina, es decir, una hiperplasia quística de glándulas sudoríparas. Es una alteración de probable origen congénito sin significación patológica ni implicaciones para la salud pública más allá de la alteración del aspecto de la canal.

Aspecto de la canal. Se observan lesiones esféricas de contenido gelatinoso pardusco en la grasa  subcutánea de la región dorsal.

Al separar la piel se hacen más evidentes.

 

Detalle de la lesión. Desde el exterior no se observan alteraciones.

Las lesiones miden entre 2 y 3 mm de diámetro.

La histopatología revela cavidades quísticas tubulares recubiertas de epitelio glandular y llenas de contenido proteináceo.