En una cerda de unos 3 años, durante la inspección ante-mortem, se observan múltiples áreas multifocales, irregulares, marcadamente enrojecidas, de aspecto húmedo, ligeramente prominentes, y con punteado blanquecino en su contorno, en la piel (partes ventrales). Las zonas afectadas presentan alopecia. El aspecto morfológico post-mortem es significativamente diferente y poco evidente: se observa un leve enrojecimiento y pérdida parcial de la piel.

El estudio histopatológico de las muestras de piel, tomadas antes del escaldado de la canal, evidencia lesiones de dermatitis ulcerativa crónica grave. En la periferia de las úlceras se observa hiperplasia y hiperqueratosis de la epidermis con costras semiadheridas. En las regiones ulceradas se aprecia abundante tejido de granulación y, en el aspecto más superficial, acúmulos de bacterias e infiltrado inflamatorio rico en leucocitos polimorfonucleares neutrófilos. En la dermis se aprecia un infiltrado inflamatorio linfoplasmocitario perivascular y perianexal.

No hay evidencias que permitan identificar la etiología de la lesión, de hecho, se descarta mediante un tinción de Grocott la presencia de estructuras fúngicas. Algunos autores clasifican este tipo de lesiones, de etiología no determinada, dentro del Síndrome de Dermatitis Ulcerativa Porcina o PUDS, del inglés, Porcine Ulcerative Dermatitis Syndorme. La patogenia de estas lesiones parece que podría estar ligada al depósito de inmunocomplejos.

A l’antemortem s’aprecien múltiples ulceres afectant els flancs i a les mames.

Examen ante-mortem. Se aprecian múltiples ulceras afectando los costados y las mamas.

La pell de les extremitats posteriors també està afectada. Als marges de les lesions s’hi observen pústules.

Examen ante-mortem: la piel de las extremidades posteriores también está afectada. En los márgenes de las lesiones se observan vesículas blanquecinas.

 

Examen postmortem. Després de l’escaldat l’aparença de la lesió ha quedat completament alterada i correspon a àrees vermelloses i esquerdades.

Examen post-mortem. Tras el escaldado, la apariencia de las lesiones ha quedado completamente alterada y corresponde a áreas rojizas y agrietadas.

Estudi histopatològic. Es mostren diferents porcions de la pell estudiades. a) Zona de pell d’aparença normal. b) Al voltant de les lesions l’epidermis està hiperplasica i amb una hiperqueratosi ortoqueratòtica. c) Punt on comença la ulcera, amb crosta parcialment despresa i a la dermis s’aprecia un infiltrat inflamatori limfoplasmocitari perivascular (ampliat a f). d) A les zones ulcerades s’aprecia una capa de teixit de granulació (gr.) i, a la superfície, infiltrat de leucòcits polimorfonucelars neutròfils i cúmuls de bacteris (asterisc) (ampliat a g). e) Imatge presa de pell mostrejada després de l’escaldat. La coagulació de les estructures de l’epidermis i dermis superficial impedeix la correcta valoració de la mostra.

Estudio histopatológico. Se muestran diferentes porciones de la piel estudiadas. a) Zona de piel de apariencia normal. b) Alrededor de las lesiones la epidermis está hiperplásica y con una hiperqueratosis ortoqueratótica. c) Punto donde comienza la úlcera, con costra parcialmente desprendida y en la dermis se aprecia un infiltrado inflamatorio linfoplasmocitario perivascular (ampliado en f). d) En las zonas ulceradas se aprecia una capa de tejido de granulación (gr. ampliado en la imagen g) y, en la superficie, infiltrado de leucocitos polimorfonuclears neutrófilos y cúmulos de bacterias (asterisco, ampliado en g). e) Imagen de piel muestreada después del escaldado. La coagulación de las estructuras de la epidermis y dermis superficial impide la correcta valoración de la muestra.