La peste porcina africana (PPA) y la peste porcina clásica (PPC) son dos enfermedades víricas de declaración obligatoria del ganado porcino doméstico y silvestre que pueden provocar mortalidades muy elevadas en granjas de porcino, y que principalmente cursan con un cuadro de fiebre y hemorragias.

Aunque estos virus no están presentes en Catalunya no podemos descartar que haya una entrada eventual de la enfermedad. Una posible vía sería a través de la entrada de fauna silvestre infectada (jabalíes) ya que en los países del este del continente europeo la PPA y la PPC son endémicas. Fuente: WAHIS, OIE.

La vigilancia a matadero puede resultar un elemento clave para detectar la presencia de lesiones de estas enfermedades. Por lo tanto, especialmente en las salas de tratamiento de carne de caza y los mataderos de porcino hay que estar alerta a la presencia de lesiones compatibles.

Por ejemplo en casos como este que publicamos hace un tiempo: diátesis hemorrágica en una canal de cerdo. Donde se observaron lesiones que podían ser compatibles con peste porcina clásica o africana.

En caso de sospecha hay que hacer llegar al SESC muestras en refrigeración de nódulos linfáticos o tonsila para hacer una PCR y descartar la presencia de los virus.

Ya hace un tiempo repasamos las lesiones que provoca el virus de la peste porcina africana:

Es importante tener en cuenta que, en canales de Jabalí, es muy fácil observar reabsorción de sangre a los nódulos linfáticos como consecuencia de las hemorragias causadas por el disparo.

A continuación dejamos imágenes de lesiones causadas por el virus de la Peste Porcina Clásica obtenidas de infecciones experimentales llevadas a cabo por el Laboratorio de Referencia de PPC de la OIE del IRTA-CReSA.

Petéquias (hemorragias de menos de 1mm de diámetro) en los riñones.

Infartos en el bazo.

Esplenomegalia (con infartos en la periferia del órgano).

Nódulos linfàticos (mesentéricos en la imagen) hemorrágicos.

Lesiones hemorrágicas en la pared intestinal y petequias en el riñón, en un caso de campo de PPC.

Detalle de las petequias renales del mismo caso de campo de PPC que en la imagen anterior.

Petequias en la glotis y tráquea en un caso de campo de PPC.

 

Ulcera botonosa en el colon de un caso de campo de PPC. Fuente Archivo de imágenes SDPV.