En una canal de cerdo de 6 meses de raza híbrida se aprecian múltiples hemorragias (petequias y equimosis) en la piel, y en las serosas de las cavidades abdominal y torácica. De forma generalizada los nódulos linfáticos presentan un aspecto hemorrágico.

Estas lesiones son indicativas de una diátesis hemorrágica, es decir, una predisposición a la hemorragia. Se trata de un signo inespecífico que puede tener causas diversas. Hay que tener en cuenta una serie de consideraciones previas en este caso que pueden ayudar a acotar el diagnóstico diferencial:

  • Sólo había un animal afectado.
  • No se detectaron alteraciones antemortem (ni la explotación ni en el matadero).
  • El estudio histopatológico de los nódulos linfáticos evidenció que el aspecto hemorrágico de los nódulos linfáticos se debía a reabsorción de sangre y estos no tenían otras lesiones en el tejido linfoide.

Causas de origen infeccioso.

El hecho de que sólo un animal se encontrara afectado y la ausencia de signos clínicos observados antemortem, va en contra de esta hipótesis, pero no se puede descartar:

  • En un cuadro como éste lo primero que hay que sospechar es una infección vírica. Virus como el de la Peste porcina clásica (PPC) o el de la Peste porcina africana (PPA) pueden dar cuadros como este. Por lo tanto hay que descartar que se trate de estas enfermedades mediante RT-PCR y PCR, respectivamente, para detectar genoma viral, por ejemplo en muestras de nódulos linfáticos. En este animal ambas pruevas dieron un resultado negativo.
  • Una septicemia o infección bacteriana generalizada, podría dar también un cuadro como el que se observa aquí. Entre los agentes que pueden causar septicemia en cerdo destacan: Actinobacillus suis, Erisipelothrix rhusiopathiae, Streptococcus spp., Listeria monocytogenes … En este caso se realizó un cultivo microbiológico a partir de muestras de bazo, órgano rico en sangre, con un resultado negativo.

Otras posibles causas.

Descartadas las causas de origen infeccioso otras posibles explicaciones para las hemorragias y la consecuente reabsorción de sangre a los nódulos linfáticos serían:

Alteraciones de la coagulación (muy poco frecuentes en cerdo):

  • Intoxicación con anticoagulantes (warfarinas -veneno de rata-)
  • Púrpura trombocitopénica (afecta habitualmente a lechones de pocos días de vida)

Hemorragias originadas durante el proceso de sacrificio, secundarias a un proceso agónico anormal.

Para leer mas sobre causas de lesiones eritematosas en canales de cerdos: Cinco razones por las que una canal de cerdo puede enrojecer.

 

Petequias generalizadas en la piel de la canal.

Petequias generalizadas en la piel de la canal.

Detalle de las lesiones cutáneas.

Detalle de las lesiones cutáneas.

Las petequias se observan en toda la profundidad de la dermis.

Las petequias se observan en toda la profundidad de la dermis.

Petequias y equimosis en la serosa del estómago y aspecto hemorrágico de los nódulos linfáticos (flechas).

Petequias y equimosis en la serosa del estómago y aspecto hemorrágico de los nódulos linfáticos (flechas).