En un canal de conejo, hembra, de raza híbrida de 2 meses de edad se aprecia una tumoración que afecta a la mitad de un riñón y el bazo. La primera sospecha fue que se tratara de una neoplasia, como un nefroblastoma.

El estudio histopatológico revela que se trata de una nefritis granulomatosa multifocal crónica grave con presencia de abundantes Encephalitozoon cuniculi intralesionales.

Se trata de un microsporidio, un hongo intracelular obligado. Los tejidos diana son el encéfalo y el riñón y se excreta por orina. Puede afectar a múltiples especies de mamífero especialmente si están inmunodeprimidos, incluso se ha descrito en personas.

Esta presentación con granulomas tan evidentes no es la más habitual, se suelen observar lesiones de nefritis intersticial no purulenta.

Lesiones granulomatosas en el riñón de una canal de conejo.

 

Las lesiones generaban adherencias entre el riñón y el bazo.

 

Microscopicamente se observa la lesión granulomatosa (asterisco) en el riñón (parte superior). Mediante inmunohistoquímica se evidencia la presencia de Encephalitozoon cuniculi (parte inferior, color marrón) en el interior de los macrófagos.