En una hembra cruzada de 3 años se aprecian nódulos blanquecinos en la pleura y que afectan también al parénquima pulmonar. Miden entre 0.5 y 2 cm de diámetro y al corte presentan un aspecto similar al tejido adiposo.

Macroscópicamente hay que incluir en el diagnóstico diferencial una tuberculosis, especialmente si se observa caseificación en el centro de los nódulos. Otra opción serían procesos neoplásicos como por ejemplo un mesotelioma o un liposarcoma.

En este caso el estudio histopatológico ha permitido observar una proliferación neoplásica sarcomatosa indiferenciada de manera que no se puede determinar el origen de la misma. Se descartan lesiones de tipo granulomatoso.

Lesión nodular diseminada en la pleura parietal.

Lesión nodular diseminada en la pleura parietal.