En un ternero de raza frisona, macho, de un año de edad se observó la presencia de abundante exudado rojizo a nivel del saco pericárdico. El hígado también presentaba lesiones: estaba pálido y con un marcado patrón lobulillar.

La lesión observada en el corazón es una pericarditis fibrinohemorrágica crónica. En bovino una de las causas más comunes es la presencia de objetos punzantes que pueden perforar la pared del retículo, el diafragma y el pericardio causando la reacción inflamatoria (reticulopericarditis traumática).

Las lesiones observadas en el hígado, son compatibles con las lesiones que aparecen en caso de congestión pasiva crónica. Se conoce como hígado en nuez moscada y consiste en regiones (periacinares) con acumulación de sangre y pérdida de hepatocitos debido a la hipoxia (rojas) que contrastan con regiones de hepatocitos más pálidos y posiblemente con metamorfosis grasa (periportal). Esta imagen recuerda a la que presentan, a la sección , las semillas de nuez moscada.

Una reducción del volumen diastólico debido a la pericarditis podría explicar la congestión a nivel del hígado.

Pericarditis fibrino-hemorrágica crónica.

Pericarditis fibrino-hemorrágica crónica.

El hígado presentaba una coloración más pálida de lo normal.

El hígado presentaba una coloración más pálida de lo normal.

De más cerca se puede apreciar un patrón lobulillar evidente.

De más cerca se puede apreciar un patrón lobulillar evidente.

La semilla cortada de la nuez moscada (flecha) tiene un aspecto similar al que presentan los hígados con congestión pasiva crónica. (Fuente de la imagen: www.plant-pictures.de)

La semilla cortada de la nuez moscada (flecha) tiene un aspecto similar al que presentan los hígados con congestión pasiva crónica. (Fuente de la imagen: www.plant-pictures.de)