Hemos recibido en el SESC varias remesas de hígados de conejo con lesiones multifocales de coloración blanquecina.

Este tipo de lesión puede estar asociado a diferentes causas, las dos primeras son las más comunes:

 

CAUSA

PATOLOGIA

MÈTODE DIAGNÒSTIC

Coccidiosis

(Eimeria Stiedae)

Hiperplasia y fibrosis de conductos biliares. Histopatología: observación microscópica de los coccidios.

Análisis coprológico.

Migraciones parasitarias

(Taenia pisiformis)

Trayectos de migración.

Granulomas.

Histopatología.
Salmonel·losi

(Salmonella typhymurium, Salmonella enteritidis)

Necrosis hepática focal. Histopatología.

Cultivo con métodos especiales de enriquecimiento.

Enfermedad de Tyzzer

(Clostridium piliformis)

Necrosis hepática focal. Histopatología.

Tinción de Warthin Starry

Listeriosis

(Lysteria monocytogenes)

Necrosis hepática focal. Histopatología. Cultivo bacteriano.
Mixomatosis

Poxvirus

Necrosis hepática focal. Histopatología.
Micobacterias Necrosis hepática caseosa focal. Histopatología.

Tinción de Zhiel Neelsen

Pseudotuberculosis

(Yersinia pseudotuberculosis)

Necrosis hepática caseosa focal. Histopatología.

Cultivo bacteriano.

Coronavirus Necrosis hepática focal. Histopatología.
Neoplasia

Linfoma

Carcinoma uterino.

Histopatología.
Lesiones multifocales blanquecinas. Histopatologicamente no se pudo determinar la causa. El cultivo microbiológico fue negativo, también haciendo enriquecimiento previo para salmonela. Las tinciones de Warthin Starry y de Ziehl Neelsen tampoco evidenciaron la presencia de clostridios o micobacterias. Se hizo un estudio para RFLP para determinar la presencia de bacterias patógenas sin éxito. La cronicidad de la lesión puede impedir la detección del agente causal.

Lesiones multifocales blanquecinas. Histopatologicamente no se pudo determinar la causa. El cultivo microbiológico fue negativo, también haciendo enriquecimiento previo para salmonela. Las tinciones de Warthin Starry y de Ziehl Neelsen tampoco evidenciaron la presencia de clostridios o micobacterias. Se hizo un estudio para RFLP para determinar la presencia de bacterias patógenas sin éxito. La cronicidad de la lesión puede impedir la detección del agente causal.

En este caso las lesiones blanquecinas correspondían a hiperplasia y fibrosis de los conductos biliares por la presencia de coccidios (Eimeria stiedae).

En este caso las lesiones blanquecinas correspondían a hiperplasia y fibrosis de los conductos biliares por la presencia de coccidios (Eimeria stiedae).

Microfotografía con tinción de Hematoxilina Eosina. Se puede observar hiperplasia de los conductos biliares, inflamación y fibrosis periductal (asterisco) así como la presencia de estructuras protozoarias en el interior de los conductos y el epitelio (flechas). Ampliado arriba a la izquierda.

Microfotografía con tinción de Hematoxilina Eosina. Se puede observar hiperplasia de los conductos biliares, inflamación y fibrosis periductal (asterisco) así como la presencia de estructuras protozoarias en el interior de los conductos y el epitelio (flechas). Ampliado arriba a la izquierda.