Llegan al SESC muestras de la piel del cuello de un bovino hembra de 11 meses con lesiones costrosas, groseramente circulares, de hasta 4 cm de diámetro. La sospecha del veterinario que la remite es de sarna.

Tanto la histopatología como la observación directa de los pelos (después de un tratamiento con hidróxido de potasio para ablandar los mismos) permite la observación de estructuras fúngicas características de una dermatofitosis (tiña). Se asocia una marcada hiperplasia y hiperqueratosis epidérmica y un intenso infiltrado inflamatorio mixto en la dermis.

Lesiones costrosas en la piel de un bovino hembra de 11 meses en la región de la cabeza y cervical.

Lesiones costrosas en la piel de un bovino hembra de 11 meses en la región de la cabeza y cervical.

Observación directa del pelo al microscopio óptico. Se observan las estructuras esféricas (artroconidios), características de una dermatofitosis, encima del pelo. (Imagen cedida por el Servicio de Bacteriología y Micología del Departamento de Sanidad y Anatomía Animales de la UAB).

Observación directa del pelo al microscopio óptico. Se observan las estructuras esféricas (artroconidios), características de una dermatofitosis, encima del pelo. (Imagen cedida por el Servicio de Bacteriología y Micología del Departamento de Sanidad y Anatomía Animales de la UAB).