Hemos recibido, recientemente, consultas sobre la presencia de lesiones de tipo hemorrágico en la piel de canales de la especie porcina que, a menudo, vienen con un diagnóstico presuntivo de síndrome de dermatitis y nefropatía porcina (SDNP).

En los dos casos que ilustramos aquí (Figuras 1 y 2) se trata de lesiones probablemente causadas por un estado de diátesis hemorrágica o por manipulaciones ocurridas durante o alrededor del momento del sacrificio.

Los posibles diagnósticos diferenciales son:

  • Síndrome de dermatitis y nefropatía porcina (SDNP): pero en el caso de la SDNP las lesiones son de tipo necrotizante y presentan coloración negra característica en el centro de la lesión. Es frecuente que, además, haya cierto grado de alteración renal (incremento de volumen del riñón y petequias renales, sobre todo).
  • Mal rojo o Erisipela (Erysipelothrix rhusiopathiae): las lesiones presentan una morfología «en diamante» muy característica. Crónicamente el mal rojo se puede asociar con endocarditis o artritis, pero sin afectación cutánea.
  • Peste porcina clásica y africana: presentan un cuadro de hemorragia generalizada y muerte aguda. Los animales suelen tener fiebre elevada.
  • Otras afecciones de la piel: Dermatofitosis, Pitiriasis rosea, Viruela porcina, Epidermitis exhudativa.

 

Hemorragias cutáneas extensas, que afectan sobre todo a la parte ventral de la canal.

Hemorragias cutáneas extensas, que afectan sobre todo a la parte ventral de la canal.