El virus de la peste porcina africana (PPA) ya corre por el continente europeo (Ver entrada PPA, una enfermedad no tan africana). Ante la posibilidad de que acabe llegando a nuestras latitudes hemos querido repasar, en esta entrada, cuáles son las lesiones más típicas que deberían hacernos sospechar de una caso de PPA en el matadero.

Las imágenes se han obtenido de infecciones experimentales llevadas a cabo en la unidad de biocontención de nivel 3 del CReSA, en el marco de proyectos de investigación del CReSA sobre esta enfermedad, con la aprobación del comité de ética en experimentación animal de la UAB. Se trata de una infección con cepas virulentas de PPA, similares a las que circulan a día de hoy por el este de Europa y que provocan lesiones de tipo agudo, diferentes de las lesiones más crónicas que provocan las cepas atenuadas que previsiblemente aparecerán más adelante.

Hemorragia del nódulo linfático gastrohepático (flecha), es una lesión muy característica. La vesícula biliar muestra áreas de hemorragia en su pared. En el tubo digestivo se pueden ver petequias en la serosa, como es el caso del estómago de esta imagen (asterisco).

Hemorragia del nódulo linfático gastrohepático (flecha), es una lesión muy característica. La vesícula biliar muestra áreas de hemorragia en su pared. En el tubo digestivo se pueden ver petequias en la serosa, como es el caso del estómago de esta imagen (asterisco).

Otra imagen del nódulo linfático gastrohepático hemorrágico. Se trata de una de las lesiones que se observa de forma más constante en los animal inoculados con PPA.

Otra imagen del nódulo linfático gastrohepático hemorrágico. Se trata de una de las lesiones que se observa de forma más constante en los animal inoculados con PPA.

Los nódulos linfáticos renales también suelen presentar hemorragia.

Los nódulos linfáticos renales también suelen presentar hemorragia.

En casos más graves se observa edema perirrenal, en la imagen hemos retirado el peritoneo. Los riñones tienen múltiples hemorragias petequiales.

En casos más graves se observa edema perirrenal, en la imagen hemos retirado el peritoneo. Los riñones tienen múltiples hemorragias petequiales.

Hemorragias petequiales (< 3mm de diámetro) de distribución miliar en la corteza y en la pelvis renal.

Hemorragias petequiales (< 3mm de diámetro) de distribución miliar en la corteza y en la pelvis renal.[/caption] [caption id="attachment_2166" align="alignnone" width="527"]Hemorragias epicárdicas. Hemorragias epicárdicas.

Marcado edema pulmonar, evidenciado por la falta de colapso de los pulmones con edema intersticial evidente entre lobulillos pulmonares. Esta lesión no es específica de PPA.

Marcado edema pulmonar, evidenciado por la falta de colapso de los pulmones con edema intersticial evidente entre lobulillos pulmonares. Esta lesión no es específica de PPA.

Marcado edema pulmonar, evidenciado por la presencia de espuma en el interior de la tráquea (abierta longitudinalmente). Esta lesión no es específica de PPA.

Marcado edema pulmonar, evidenciado por la presencia de espuma en el interior de la tráquea (abierta longitudinalmente). Esta lesión no es específica de PPA.

Aumento marcado del tamaño del bazo (esplenomegalia). Esta lesión no es específica de PPA.

Aumento marcado del tamaño del bazo (esplenomegalia). Esta lesión no es específica de PPA.

Otra lesión frecuente es edema de la pared de la vejiga biliar.

Otra lesión frecuente es edema de la pared de la vejiga biliar.