En un cordero, hembra, de raza cruzada, de 3 meses de edad se aprecia un cambio de coloración en el hígado, que está oscurecido con la superficie rugosa y la capsula ligeramente blanquecina.

Histológicamente se pueden observar dos lesiones diferentes, la relación entre las cuales es incierta.

Por un lado se aprecia una hepatitis intersticial, crónica inespecífica con abundante fibrosis. Esta lesión podría estar relacionada con alguna malformación vascular (tipo shunt porto-sistémico) no diagnosticada o, con menor probabilidad, con una posible cardiopatia congénita o toxicidad crónica. Se descarta que se trate de una etiología parasitaria.

Por otro lado se pueden observar, distribuidos de forma aleatoria, múltiples abscesos microscópicos, formados por acúmulos de leucocitos polimorfonucleares neutrófilos. En el cultivo microbiológico de las muestras de hígado se pudo aislar Trueperella pyogenes. El animal, por tanto, tenía muy probablemente una septicemia, probablemente onfalógena (entrada por cordón umbilical), por esta bacteria.

 

Aspecte diafragmàtic del fetge, s’aprecia enfosquiment i irregularitats en la superfície.

Aspecto diafragmático del hígado, se aprecia oscurecimiento e irregularidades en la superficie.

Detall de la superfície del fetge. La càpsula presenta una coloració blanquinosa i marcat patró lobel•lar.

Detalle de la superficie del hígado. La cápsula presenta una coloración blanquecina y marcado patrón lobulillar.

Aspecte de la vesícula biliar i ili del fetge.

Vesícula biliar y aspecto visceral del hígado.