En una canal de cerdo, macho, de 6 meses de edad se observan múltiples lesiones nodulares blanquecinas en pulmón, pleura parietal, a nivel del diafragma y en el hígado.

Aunque no presentan un aspecto caseoso la sospecha de los inspectores era de un caso de tuberculosis.

El estudio histopatológico evidenció que se trataba de una neoplasia maligna de células redondas: linfosarcoma. En el cerdo, las lesiones de tuberculosis tienen un carácter más proliferativo que necrótico y, macroscópicamente, pueden tener aspecto de neoplasia. Por lo tanto, era necesario descartar que se tratase de un brote de tuberculosis. Las lesiones tuberculosas en cerdo pueden estar causadas por micobacterias del complejo M.tuberculosis y por M.avium.

Lesiones nodulares blanquecinas en la pleura parietal y en pulmón.

Lesiones nodulares blanquecinas en la pleura parietal y en pulmón.

Lesiones nodulares blanquecinas en el hígado.

Lesiones nodulares blanquecinas en el hígado..

Imagen de la histopatología del hígado donde se muestra una proliferación de células redondas (parte superior izquierda, de color más azulado). A mayores aumentos se pueden observar las células neoplásicas.

Imagen de la histopatología del hígado donde se muestra una proliferación de células redondas (parte superior derecha, de color más azulado). A mayores aumentos (esquina inferior izquierda) se pueden observar las células neoplásicas.