Últimamente han llegado al SESC varias consultas referentes a canales de porcino con presencia de eritema (enrojecimiento de la piel) y alteraciones de los linfonodos.

  • Linfadenomegália: aumento del tamaño de los linfonodos.
  • Linfadenitis: inflamación de los linfonodos que, cuando es generalizada, suele ser indicador de una enfermedad infecciosa sistémica en aquella canal. Sin embargo, esto no siempre es así.
  • Linfadenopatía: término que hace referencia a una afectación inespecífica (a nivel macroscópico) de los linfonodos, que cursa con aumento de tamaño, pudiendo ser regional o generalizada.

En esta entrada queremos hacer una breve revisión de las posibles causas que pueden desencadenar alteraciones de los linfondos.

  • Hiperplasia linfoide benigna: reacción inmunológica inespecífica del limfonode, donde no se observa ningún exudado inflamatorio. Se puede acompañar de edema o congestió.Pot ser un proceso fisiológico o consecuencia de una infección vírica, bacteriana o protozoo previa. En los cerdos puede presentar un aspecto quístico debido a la arquitectura lobular de sus linfonodos.
  • Respuesta al estrés: los cerdos responden de forma peculiar al estrés durante el manejo. Un manejo deficiente o una sobreexcitación pueden causar la aparición hiperaguda de hemorragias / reabsorción de sangre en los linfonodos y también lesiones eritematosas en la piel y subcutis, que hay que diferenciar de lesiones asociadas a septicemia o viremia.
  • Linfadenitis: presencia de un reacción inflamatoria en los linfonodos; puede ser aguda o crónica y puede tener diferentes causas.
    • Linfadenitis supurativa o abscedificante: se caracteriza por la presencia de exudado purulento. Asociado a infecciones bacterianas.
    • Linfadenitis necrotizante: presencia de necrosis. Asociado a infección por Salmonella typhisuis, micobacterias, hongos y bacterias de tipo actinomicetales (Nocardia spp).
    • Linfadenitis granulomatosa: se pueden observar nódulos endurecidos, bien delimitados o encapsulados, a veces mineralizados (forma nodular), o bien un aumento de tamaño sin lesión macroscópica aparente (forma difusa). Microscópicamente se observa infiltración de macrófagos, La forma nodular es compatible con Tuberculosis, infecciones fúngicas o migraciones parasitarias, la forma difusa se típica de la Circovirosis porcina.
  • Neoplasia: puede ser primaria (el linfoma es una neoplasia relativamente frecuente en cerdo) o bien, menos frecuentemente, se puede tratar de una metástasis (carcinoma, mesotelioma, etc).
  • Otras alteraciones:
    • Edema: aumento de tamaño y aspecto húmedo al corte, hay que recordar que los linfonodos drenan el líquido extravasado de los tejidos.
    • Reabsorción de sangre / Hemorragias: Aspecto rojizo oscuro, los linfonodos drenan la sangre extravasada en los tejidos. También pueden ser primarias por daño vascular debido a viremia o septicemia. En caso de drenaje sanguíneo, las zonas enrojecidas corresponden a seno peritraveculars y subcapsulares, mientras que si es hemorragia del propio limfonode la coloración rojiza se encuentra generalmente en todo el parénquima.
    • Enfisema: presencia de burbujas de aire adheridas al propio linfonodo, en cerdos, asociado a enfisema intestinal. Aumentan de tamaño y flotan en el agua.
    • Hemosiderosis: depósitos de hemosiderina, básicamente observados en seno peritraveculars y subcapsulares, especialmente visibles en animales jóvenes que han recibido inyección de hierro, dando coloración marrón oscura a linfonodos.
    • Antracosis: depósito de pigmentos de carbón de coloración negruzca.
    • Melanosis: depósito congénito de pigmento melánico.
    • Depósito de pigmento ceroide: producto de metabolismo de sustancias lipídicas, coloración verdosa.

Listado de enfermedades más frecuentes que pueden cursar con linfadenopatía:

Enfermedad / Agente

Localización

Lesión macroscópica

BACTERIAS
Arcanobacterium pyogenes Generalizado o focal Linfadenitis purulenta.
Bacillus anthracis LN mandibular y suprafarígeo.

Aumento de tamaño.

Hemorragia y necrosis.

Clostridium perfringens LN peritoneales Hemorragia. Enfisema.

Epidermitis exhudativa

(Staphylococcus hyicus)

LN superficiales

Aumento de tamaño. Edema.

Linfadenitis purulenta.

Mal rojo

(Erysipelothrix rhusiopathiae)

Generalizado Aumento de tamaño, congestión, hemorragia subcapsular.
Mycoplasma hyopneumoniae LN bronquiales y mediastínicos. Aumento de tamaño.
Rhodococcus equi LN cervical y submaxilar Linfadenitis necrotizante.
Salmonelosis LN peritoneales Edema, hemorragia y necrosis.
Septicemia por Escherichia coli

Empieza por los LN mesentéricos.

Generalizado

Aumento de tamaño. Congestión.

Septicemia por Salmonella Generalizado, pero sobre todo LN gastrohepáticos. Edema y aumento de tamaño.
Septicemia por Streptococcus (S.equisimilis, S.suis) Generalizado o focal

Aumento de tamaño.

Linfadenitis purulenta.

Tuberculosis

(M. bovis, M. avium)

Generalizado o focal Linfadenitis granulomatosa/necrotizante.
VIRUS
Enfermedad de Aujeszky Sobre todo LN cav. oral y tracto respiratorio superior. Aumento de tamaño, hemorragia y necrosis.
Circovirosis porcina Generalizado

Aumento de tamaño.

Linfadenitis granulomatosa.

Citomegalovirus LN torácicos Aumento de tamaño.
Encefalitis B Japonesa Generalizado Congestión.
Influenza porcina LN bronquiales y mediastínicos. Aumento de tamaño.
Peste Porcina Clásica i otros pestivirus (BD, BVD) Generalizado Aumento de tamaño, edema y hemorragias.
Peste Porcina Africana Generalizado, pero sobre todo LN gastrohepáticos. Aumento de tamaño, edema y  hemorragias marcadas.
PRRS LN torácicos, generalizado Edema, coloración parda y aumento de tamaño.
OTROS
Toxoplasmosis Generalizado Aumento de tamaño.
Neoplasias linfoides (Linfoma multicéntrico, linfosarcoma) Generalizado Aumento de tamaño.

En caso de linfadenopatía hay que buscar otras lesiones en las serosas, la piel o las vísceras que sugieran septicemia o viremia como hemorragias (petequias, equimosis, púrpura) o pústulas, pápulas, costras …

Para diagnosticar estos procesos hay que remitir muestras fijadas en formol de la piel / órganos afectados y linfonodos. Hay que tener en cuenta que el proceso de escaldado de las canales genera importantes artefactos a la piel y a menudo dificulta la obtención de un diagnóstico preciso. Para facilitar el diagnóstico es recomendable adjuntar también muestras del mismo animal de la piel no afectada para poder comprarlo con la parte lesionada.

Si se sospecha de una septicemia podrán remitirse muestras de hígado o bazo (órganos con gran contenido de sangre) refrigeradas para hacer un cultivo microbiológico.

Limfadenomegalia moderada con reabsorción de sangre (drenaje regional). En este caso la causa más probable era una dermatitis por exposición a la radiación solar con una hiperplasia reactiva secundaria de los linfonodos.

Limfadenomegalia moderada con reabsorción de sangre (drenaje regional). En este caso la causa más probable era una dermatitis por exposición a la radiación solar con una hiperplasia reactiva secundaria de los linfonodos.

Un segundo ejemplo del caso descrito en la Figura 1.

Un segundo ejemplo del caso descrito en la Figura 1.