En una canal de cerda de unos tres años se observaron lesiones multinodulares, de color blanquecino adyacentes al riñón y que también afectaban al parénquima renal.

La sospecha inicial era de una neoplasia de glándula adrenal o bien de un linfoma.

El estudio histopatológico evidenció que todas las masas eran formadas por una proliferación neoplásica maligna anaplàstica de células mesenquimatoses.

Debido a que muchas de las células presentan pequeñas vacuolas vacías se sospecha de un liposarcoma (neoplasia maligna originada en células del tejido adiposo).

La tinción de Negro Sudán, hecha en tejido fijado en formol pero no incluido en parafina, tiñe el contenido de estos vacuolas confirmando que se trate de material lipídico.

Este caso ha sido publicado en la revista científica: Journal of Veterinary Diagnostic Investigation.

Lesiones multinodulares blanquecinas adyacentes al riñón. Las áreas más amarillentas corresponden a necrosis del tejido neoplásico.

Lesiones multinodulares blanquecinas adyacentes al riñón. Las áreas más amarillentas corresponden a necrosis del tejido neoplásico.

El riñón también tenía múltiples nódulos blanquecinos.

El riñón también tenía múltiples nódulos blanquecinos.

Al corte los nódulos profundizaban en el parénquima renal.

Al corte los nódulos profundizaban en el parénquima renal.

(A) Tinción de hematoxilina eosina donde se puede observar un crecimiento mesenquimatoso, anaplásico con abundantes mitosis y vacuolas vacías en el citoplasma de las células. (B) Tinción de Negro Sudán que demuestra que las células neoplásicas tienen gotículas cargadas de lípidos en su interior.

(A) Tinción de hematoxilina eosina donde se puede observar un crecimiento mesenquimatoso, anaplásico con abundantes mitosis y vacuolas vacías en el citoplasma de las células. (B) Tinción de Negro Sudán que demuestra que las células neoplásicas tienen gotículas cargadas de lípidos en su interior.