Al hacer las incisiones en el miocardio de una vaca de raza Parda Alpina, mayor de 6 años de edad, se observó una lesión blanquecina, con aspecto de vesícula, que una vez cortada hacía prominencia respecto al tejido muscular. No se apreciaron lesiones en otros músculos esqueléticos inspeccionados (maseteros y diafragma).

En el diagnóstico diferencial de una lesión como esta debe incluir:

  • Cisticercosis bovina: En primer lugar! El aspecto de la lesión es compatible con una vesícula parasitaria. Ver entrada sobre cisticercosis bovina.
  • Otras lesiones de tipo inflamatorio: Bacterianas o por Sarcocystis spp.
  • Quistes congénitos: Normalmente localizados en las válvulas.
  • Neoplasias.

A pesar de que la imagen macroscópica era sugestiva de Cisticercosis bovina, en este caso el estudio histopatológico evidenció que se trataba de una proliferación neoplásica benigna de tipo mesenquimatoso, siendo en este caso el diagnóstico diferencial más probable un Tumor adenomatoide miocárdico.

Las dos mitades del nódulo (flechas), situado en la pared del ventrículo izquierdo, hacen prominencia una vez cortado.

Las dos mitades del nódulo (flechas), situado en la pared del ventrículo izquierdo, hacen prominencia una vez cortado.

Otra vista de la lesión (flecha) en el miocardio.

Otra vista de la lesión (flecha) en el miocardio.

Imagen a mayores aumentos del nódulo. Se puede apreciar claramente su prominencia después del cortado sagital y el hallazgo relevante de que no hay una reacción inflamatoria a su alrededor (habitual en los casos de Cisticercosis).

Imagen a mayores aumentos del nódulo. Se puede apreciar claramente su prominencia después del cortado sagital y el hallazgo relevante de que no hay una reacción inflamatoria a su alrededor (habitual en los casos de Cisticercosis).