En un cerdo de raza híbrida de 6 meses se aprecia una única lesión nodular hepática intraparenquimatosa, superficial, de aproximadamente 1’5cm de diámetro. Tiene una coloración pálida al corte, con áreas hemorrágicas, bien delimitada y encapsulada.

Por su localización intraprenquimatosa la sospecha principal de los inspectores fue que se tratase de un quiste hidatídico alterado por una reacción inflamatoria del huésped.

El estudio histopatológico reveló que se trataba de una proliferación neoplásica benigna de origen epitelial, muy probablemente derivado de los hepatocitos, por lo tanto un adenoma hepatocelular o hepatoma.

Nódulo único (seccionado en la imágen) superficial y encapsulado.

Nódulo único (seccionado en la imágen) superficial y encapsulado.