Una vaca frisona llega al matadero caquéctica, deshidratada y con problemas para caminar. En la cavidad torácica se aprecian adherencias pleurales y, al cortar el parénquima pulmonar, se observa hepatización y lesiones de aspecto purulento con una fibrosis evidente de los septos y la pleura. El hígado presenta, en uno de sus lóbulos, múltiples áreas bien demarcadas con cambio de coloración amarillenta.

Histopatológicamente la lesión en la cavidad torácica se clasifica como una neumonía fibrinopurulenta abscesificante crónica de origen bacteriano con afección pleural reactiva concomitante. Aunque el cultivo microbiológico no ha permitido determinar la causa última descartamos que se trate de un caso de Pleuropneumonía contagiosa bovina (Mycoplasma mycoides) ya que suele presentar más secuestros, lesiones más graves y extensas, de localización predominante en los lóbulos caudales y no de carácter abscesificante. El aspecto de la lesión también podría ser compatible con infección crónica por Mycoplasma bovis e incluso con neumonía por aspiración (debido al carácter gangrenoso incipiente de la necrosis).

La lesión del hígado consiste en una lipidosis hepática multifocal sin relevancia patológica ni relación aparente con las lesiones de la cavidad torácica. Macroscópicamente habría que incluir en el diferencial una sospecha de necrosis del tejido hepático.

La vaca estaba deshidratada y caquéctica a su entrada en el matadero, y presentaba depresión y dificultades para caminar.

La vaca estaba deshidratada y caquéctica a su entrada en el matadero, y presentaba depresión y dificultades para caminar.

La lesión más importante estaba en el pulmón que presentaba imágenes de neumonía fibrinopurulenta, abscesificante.

La lesión más importante estaba en el pulmón que presentaba imágenes de neumonía fibrinopurulenta, abscesificante.

La distribución de las lesiones era multifocal..

La distribución de las lesiones era multifocal.

Canal caquéctica, con algunas hemorragias subcutáneas.

Canal caquéctica, con algunas hemorragias subcutáneas.

Lipidosis hepática multifocal, esta imágenes se podría confundir con necrosis del parénquima hepático.

Lipidosis hepática multifocal, esta imágenes se podría confundir con necrosis del parénquima hepático.