En una partida de terneros de raza frisona se observaron, en 25 de ellos, lesiones oculares que consistían en cambios de coloración blanquecina uni o bilaterales de la córnea que, en algunos casos, presentaban hasta  áreas ulceradas.Esta lesión consiste en una queratoconjuntivitis (inflamación de la córnea y de la conjuntiva) con úlcera corneal. El estudio histopatológico también pudo identificar hifema (presencia de hemorragia en la cámara anterior del ojo).

Los inspectores sospechan de una etiología infecciosa, entre el diferencial hay que incluir Moraxella bovis, pero también otros agentes como herpesvirus (como la Fiebre catarral maligna o la rinotraqueitis infecciosa bovina, aunque se deberían observar otras lesiones), Mycoplasma y hongos (no en tantos animales).

Se tomaron hisopos de las córneas lesionadas en 6 de los animales para hacer cultivo microbiológico y en 2 de ellos se aislaron colonias compatibles con Moraxella. Adicionalmente se realizó PCR para descartar Mycoplasma bovis (los seis hisopos dieron negativo).

Esta enfermedad se conoce como queratoconjuntivitis infecciosa bovina (o enfermedad del ojo rosado) causada por Moraxella bovis. Es más común en verano por la mayor presencia de moscas que hacen de vector de la bacteria entre animales y se suele agravar con infecciones secundarias y factores ambientales (polvo, luz solar …).

Aspecto de las lesiones oculares observadas en los terneros.

 

Distintos grados de severidad de las lesiones remitidas. En algunos animales era bilateral y, en otros unilateral. En algunos casos la córnea estaba completamente ulcerada.