En una canal de cerdo, cruzado, de 6 meses de edad se observan pequeños nódulos ennegrecidos bien delimitados, algunos de ellos con centro blanquecino distribuidos por todo el parénquima pulmonar. Al cortar los nódulos se observa que en su interior hay contenido de tipo caseoso. En la piel se aprecian, tras el escaldado, manchas de coloración negruzca a nivel de la extremidad posterior derecha.

La primera sospecha, al ver el color de las lesiones fue que se tratara de un melanoma, pero no encajaba con el centro de coloración blanquecina que presentaban algunas de ellas. El estudio histopatológico reveló lesiones de neumonía embólico-metastásica necrotizante multifocal subaguda grave con presencia de bacterias intralesionales. La coloración negruzca era debida a las hemorragias que rodeaban estas lesiones inflamatorias y el centro blanquecino de consistencia caseosa correspondía a un centro necrótico.

Se desconoce el origen primario de la infección, una posibilidad es que fuera la lesión cutánea pero no se dispuso de muestras de piel para poder caracterizarlas. Otra opción sería una endocarditis bacteriana a nivel de las válvulas atrioventriculares, en cualquier caso el patrón de distribución de las lesiones indica una diseminación hematógena, por tanto, hay que considerarlo como una enfermedad generalizada.

Lesiones nodulares negruzcas de distribución generalizada en el parénquima pulmonar.

Detalle de las lesiones, en algunas se puede observar un centro de coloración mas pálida (flecha).

Lesiones cutáneas negruzcas en la extremidad posterior derecha.

Lesión inflamatoria con presencia de bacterias y un centro necrótico (de color rosa mas claro) y rodeada de hemorrágia (de color rojizo).