El pasado viernes 12 de Julio organizamos el 2º taller práctico de identificación y descripción de lesiones para veterinarios oficiales de matadero.

Para ello nos desplazamos a dos mataderos de rumiantes de la comarca del Vallés Occidental a recoger vísceras decomisadas. Desde el SESC quisiéramos agradecer la colaboración y disponibilidad del personal de los mataderos para facilitarnos la recogida de las vísceras.
En esta primera entrada discutiremos las lesiones que pudimos observar en las vísceras de pequeños rumiantes. Desgraciadamente no disponemos de la información sobre la especie de origen (ovino o caprino) de cada una de las 12 piezas que discutiremos a continuación pero servirán para ilustrar las alteraciones más comunes con las que se encuentran los inspectores.

El curso contó con la colaboración del Dr. Mariano Domingo UAB, IRTA-CReSA, del Dr. Jorge Martínez UAB IRTA-CReSA y del Dr. Alberto Marco UAB. Asistieron 21 personas que valoraron muy positivamente la actividad.

 

Caso 1

Pulmón de pequeño rumiante con áreas de consolidación del parénquima pulmonar de distribución cráneo-ventral. Se trata de una imagen típica de bronconeumonía supurativa, de etiología bacteriana.

A: A la izquierda parénquima pulmonar sano y, a la derecha, alvéolos llenos de exudado supurativo. B: Detalle de los alvéolos llenos de leucocitos polimorfonucleares neutrófilos (PMNN). C: Detalle de un bronquiolo lleno de exudado inflamatorio purulento.

Caso 2

Pulmón de pequeño rumiante con múltiples lesiones nodulares blanquecinas.

A la sección las lesiones presentan un aspecto necrótico y están encapsuladas.

A: Histológicamente las lesiones consistían en nódulos encapsulados con un infiltrado inflamatorio piogranulomatóso compatible con tuberculosis. B: Detalle del infiltrado inflamatorio con presencia de células multinucelades de Langhans (flecha). C: La tinción de Ziehl Neelsen mostró la presencia de bacilos ácido alcohol resistentes en la lesión. Un buen ejemplo de que hay que enviar todas las lesiones granulomatosas al SESC para no dejar de detectar brotes de esta zoonosis.

 

Caso 3

Pulmón de pequeño rumiante con áreas de consolidación anteroventrales (bronconeumonía supurativa) y presencia de material fibroso en la pleura (pleuritis fibrosa).

En la derecha pleura normal y, en la izquierda, pleura engrosada con secreción fibrinosa en fase de organización con tejido conjuntivo y vascularización.

En este caso también se podía observar exudado supurativo en el interior de alvéolos y bronquiolos.

 

Caso 4

Pulmón de pequeño rumiante con extensas áreas enrojecidas.

A: Al realizar un corte se observa que el oscurecimiento sólo afecta a la capa más superficial del parénquima (flecha). B: Histológicamente se observa una atelectasia o colapso de los alvéolos más superficiales. Sin presencia de células inflamatorias (C). D: El parénquima pulmonar subyacente es normal. Se trata pues de un artefacto y no de una lesión.

 

Caso 5

Otro pulmón de pequeño rumiante con bronconeumonía supurativa. Pero en este caso se observa la presencia de exudado fibrinoso (flecha: material amarillento, friable, fácil de desprender y de aspecto similar a la tortilla a la francesa) encima la pleura: pleuritis fibrinosa. Es un caso simio al Caso 3 pero más agudo.

 

Caso 6

Pulmón de pequeño rumiante con múltiples lesiones de coloración grisácea de distribución dorso-caudal.

A: Detalle de las lesiones. B: Microscópicamente corresponden a una neumonía granulomatosa con presencia de larvas de parásitos nematodos. Se trata pues de una neumonía verminosa y suele presentar este aspecto grisáceo característico.

 

Caso 7

Este pulmón de pequeño rumiante presentaba también bronconeumonía supurativa y adicionalmente se podían observar múltiples puntos rojizos con aspecto hemorrágico (flecha) distribuidos por el aspecto dorsal.

Estos puntos no se deben interpretar con a petequias (hemorragias) ya que se trata de aspiración de sangre, que puede ocurrir durante el corte de la tráquea. En la histología se puede ver la sangre en el interior de los alvéolos. Esta alteración es muy común en sacrificios rituales sin aturdimiento (hallal o kosher). No se debe confundir con una neumonía por aspiración que hace referencia a cuando el animal tiene una deglución desviada de contenido alimenticio hacia la tráquea lo cual genera una necrosis y reacción inflamatoria muy grave.

 

Caso 8

Pulmón de pequeño rumiante con una hiperplásia del nódulo linfático mediastínico y presencia de nódulos blanquecinos en el parénquima pulmonar.

A la sección se puede observar que se trata de una linfadenitis caseosa, con el característico patrón de organización en capas de cebolla. El agente causal es Corynebacterium pseudotuberculosis. Estas lesiones son bastante frecuentes y pueden ser concomitantes con una neumonía granulomatosa por tuberculosis.

A: La histología muestra capas de células inflamatorias (PMNN y macrófagos) degeneradas sobrepuestas. B: La tinción de gram permite evidenciar las colonias de bacterias Gram + que causan la lesión.

 

Caso 9

A: Hígado de pequeño rumiante con múltiples lesiones parásitas correspondientes a diferentes estadios de Cysticercus tenuicollis (fase larvaria de Taenia hydatignea): quiste viable (flecha azul), granuloma superficial (flecha verde) y trayecto de migración (flecha amarilla). La histología nos muestra las diferentes lesiones: B: cicatriz fibrosa en el caso del trayecto de migración. C: vesícula con el escólex en su interior. D: Granuloma parasitario hepático con centro necrótico mineralizado. No se debe confundir este parásito con una hidatidosis que presenta lesiones intraparenquimatosas y no estas típicas vesículas en las serosas de las vísceras, como es el caso de C.tenuicollis.

 

Caso 10

Hígado de pequeño rumiante que muestra un área de coloración más pálida que el resto (flecha).

A: Al cortar se puede observar que la alteración afecta sólo la cápsula y no el parénquima. La histología muestra que se trata de un área de fibrosis capsular, aumento del grosor de la cápsula hepática (C), sin significación patológica, en comparación con una capsula normal (B).

 

Caso 11

Hígado de pequeño rumiante con un absceso (flecha) en la zona de entrada de la vena umbilical (probablemente secundario a omfaloflebitis).

Al corte observamos la lesión encapsulada con material purulento, ligeramente verdoso, en su interior.

Centro necrótico (a la izquierda) rodeado por una cápsula fibrosa (a la derecha).

 

Caso 12

A la derecha, hígado de pequeño rumiante con una coloración pálida generalizada.

El estudio histopatológico muestra que el hígado de la derecha presentaba una lipidosis hepática (o metamorfosis grasa), es decir, un acumulo de lípidos en vacuolas en el interior de los hepatocitos.