Priones en el desierto

Las enfermedades priónicas o encefalopatías espongiformes transmisibles afectan a un espectro de huéspedes bastante variado, desde animales domésticos como las vacas con la Enfermedad de las Vacas Locas (Encefalopatía Espongiforme Bovina, EEB) animales silvestres como los cérvidos con la Enfermedad Caquectitzante Crónicahasta las personas, que pueden sufrir la Enfermedad de Creutzfeld Jackob.

La revista Emerging Infectious Diseases acaba de publicar un artículo en el que se describe, por primera vez, una enfermedad priónica en dromedarios (la llaman, en inglés, Camel Prion Disease, CPD).

Prion Disease in Dromedary Camels, Algeria.
Babelhadj B, Di Bari MA, Pirisinu L, Chiappini B, Gaou SBS, Riccardi G, Marcon S, AGRIM U, Nonno R, Vaccari G.
Emerg Infect Dis. 2018 Jun 17; 24 (6). doi: 10.3201 / eid2406.172007. [Epub ahead of print]

Es una noticia bastante relevante ya que nunca antes se había descrito una enfermedad priónica en camélidos, lo que abre nuevos interrogantes:

  • ¿Cuál es el origen de esta enfermedad? De momento se desconoce. Las primeras pruebas indican que es diferente de los priones que causan la enfermedad de las vacas locas. La EEB no ha sido nunca diagnosticada en ganado vacuno en África aunque se conoce que se han importado piensos contaminados desde Europa. Podría tener su origen en Scrapie, la enfermedad priónica que afecta a las ovejas y cabras, o tratarse de una enfermedad propia de los dromedarios que hasta ahora no se había diagnosticado, los autores estiman una prevalencia del 3,1% en base a la observación de signos nerviosos en dromedarios en los mataderos.
  • Es transmisible o son casos esporádicos? Los depósitos de proteína priónica se han detectado no sólo en el sistema nervioso central, si no también a los tejidos linfoides esto hace pensar que se trate posiblemente de una enfermedad de transmisión horizontal (como lo son Scrapie y la Enfermedad Caquectitzante Crónica de los cérvidos).
  • Puede afectar a las personas? Este es el punto clave a investigar. Habrá que hacer bioensayos en modelos de ratón transgénico que expresen la proteína prión celular humana para determinar la susceptibilidad de los seres humanos a este nuevo prión. Tanto si se trata de una enfermedad propia de los dromedarios o, con mayor motivo, si resulta que es un prión ya conocido adaptado a una nueva especie. Hay que analizar bien las propiedades del nuevo prión ya que el paso por diferentes huéspedes puede modificarlas y, por ejemplo, ser más virulento o ampliar el rango de huéspedes que se pueden infectar.
  • Y el resto de camélidos, qué? En efecto los dromedarios son camélidos, a diferencia de las familias Bovidae y Cervidae no son rumiantes, sino artiodáctilos. Habrá que investigar también si otras especies de camélidos pueden también tener este tipo de enfermedades como los camellos, llamas, alpacas, etc.

Cover image source.

Conoce algo más al autor de este post:

Investigador del subprograma de malalties exòtiques. Laboratori PRIOCAT - SESC (Suport a Escorxadors) - Diagnòstic TBC. enric.vidal@irta.cat